Los Montes de Valsaín

Los Montes de Valsaín se hallan en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama que se encuentran, históricamente ligados a la Corona y a la Comunidad de Ciudad y Tierra de Segovia, constituyen unos de los espacios naturales más hermosos de España, donde crecen los mejores ejemplares de pino silvestre.

Datos generales

  • Superficie total : 10.668 ha (7.622 en el Monte Pinar y 3.046 en el Monte Matas).
  • Municipios incluidos en el Área de Influencia Socioeconómica.Los Montes se encuentran dentro del término municipal de San Ildefonso-La Granja (Segovia).
  • Distribución municipal de la superficie del Centro (%): El 100% se encuentra en el término municipal de San Ildefonso-La Granja (Segovia).
  • Titularidad de los terrenos (%): Pública: 100%
  • Figuras de protección adicionales:
    • Zona de especial protección para las aves (ZEPA).
    • Sitio Natural de Interés Nacional del Pinar de la Acebeda, situado sobre 587 ha del Pinar de Valsaín (declarado 1.930).
  • Instrumentos jurídicos de las CC.AA. que afecten al Centro: Ley de Ecosistemas Acuáticos y Ley de Caza.

Los Montes de Valsaín se componen de dos montes diferenciados: el Pinar, donde la presencia del pino silvestre es hegemónico (más de cuatro millones de ejemplares) y las Matas, donde el pino convive con el preponderante roble melojo. Ambos montes están lógicamente catalogados como de utilidad pública.
En la actualidad son propiedad del Organismo Autónomo Parques Nacionales, quien los gestiona a través del Centro Montes y Aserradero de Valsaín.

Mediante una adecuada planificación se ha hecho compatible una explotación forestal sostenible con otros aprovechamientos y usos tradicionales, consiguiendo la conservación y mejora del hábitat de las diferentes especies de flora y fauna. A efectos de la gestión forestal, la superficie del monte se divide en diferentes zonas y cuarteles, a los que se les da una linea de actuación preferente. Así, existen cuarteles dedicados a la producción de madera, a la protección del suelo, al recreo, al pastoreo o a distintas combinaciones de estos usos.

El Real Aserrío de Valsaín

En torno a los Montes de Valsaín gira la economía y la calidad ambiental de esta localidad serrana.

Se encuentra ubicado en el Monte Matas de Valsaín y procesaba la madera que se extraía de los Montes de Valsaín conforme a los documentos de planificación.

El aprovechamiento forestal en los Montes de Valsaín se centra en la explotación maderera del pino silvestre. Este árbol, de tronco cilíndrico esbelto y recto, alcanza alturas superiores a los 40 metros y más de 1 metro de diámetro. Su característica corteza con tonalidades rosas en el tercio superior, que contrasta con el verde de sus hojas, le proporcina una gran belleza. Además, la calidad de la madera es notable.

Su explotación está enfocada a conjugar el aprovechamiento maderero con la conservación de la naturaleza. Prueba de ello es el sistema de cortas que se aplica: por acarreos sucesivos de pequeñas superficies no contiguas, lo que genera una masa irregular equilibrada con ejemplares de todas las edades. Además no todas las parcelas se destinan a la explotación. Existen once cuarteles de pinar, de los cuáles uno se dedica exclusivamente a protección del suelo y otro a zona recreativa.

La explotación maderera está ligada al aserradero, el Real Aserrío de Valsaín. El Aserradero inició su andadura bajo el patrocinio de la Casa Real en el año 1884, con máquinas accionadas a vapor.

Posteriormente, tanto los Montes de Valsaín como el Aserradero, pasaron a depender de Patrimonio Nacional, permaneciendo en esta situación hasta el 16 de julio de 1982, fecha en la que por la Ley 23/82 se transfieren ambas entidades al Instituto Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ICONA).

En 1952, Patrimonio Nacional construyó una nave, disponiendo en ella un cabezal o máquina principal, una desdobladora, una galera y una sierra pendular, instalándose una fábrica moderna para aquella época, pero claramente anticuada cuando el Aserradero fue transferido al ICONA. La última remodelación comenzó en 1985, realizada por el Ingeniero Técnico Forestal D. Fernando Espiga Valenciaga. Supuso su automatización, dotándosele con una moderna maquinaria para su proceso de producción.

Se encuentra en proyecto un futuro Museo de la Madera tras la rehabilitación del edificio del Real Taller de Aserrío Mecánico.

Desde sus inicios ha sufrido varias remodelaciones hasta convertirse en el moderno centro que elabora anualmente los más de 30.000 metros cúbicos de madera que produce el monte.

Toda la madera elaborada superan rigurosos controles de calidad, para luego comercializarse con la calidad y el sello exclusivo de “Maderas de Valsaín”.

La edad de corta del pino silvestre esta cifrada en 120 años. Las cortas se realizan mediante aclareo sucesivo por bosquetes. Consiste esta técnica en ir abriendo pequeños huecos en la masa del arbolado maduro. La luz penetra en las zonas aclaradas y favorece la germinación de los piñones que dan origen a una nueva nueva generación. Sucesivamente se van abriendo estos huecos alrededor del regenerado existente, con lo que se logra, al cabo de un tiempo determinado, sustituir el arbolado maduro por una masa de pinos jóvenes que en sus primeros años presentan densidades muy elevadas. Posteriormente estas densidades irán disminuyendo por mortandad natural o mediante intervención del hombre con clareos, claras y cortas de mejora, hasta alcanzar la espesura normal. Las cortas no se realizan en las áreas frecuentadas por determinadas especies de fauna amenazada, co el fin de conservar la estructura del dose arbóreo (copas de los árboles) y no perturbarlas con el trasiego de personal y maquinaria.

En Valsaín perviven otros oficios ligados al pinar: gabarreros, que aprovechan el ramerío y las leñas muertas que quedan tras las cortas; ganaderos, que aprovechan los pastos con sus rebaños de ganado vacuno y disminuyen el riesgo de incendios; recolectores de setas, que complementan su economía doméstica con la venta de los Boletus Edilus…

El pasado día 1 de octubre de 2005, se produjo un incendio que afectó totalmente a la maquinaria y parcialmente al edificio que la alberga. Este percance ha supuesto la paralización de la actividad productiva durante un amplio periodo en el que sí se ha podido seguir con las ventas de la prestigiosa Madera de Valsaín gracias al producto almacenado.

A principios del año 2007 se espera reiniciar el aserrío con un carro móvil, mientras se inician los trabajos de remodelación de la nave y de implantación de maquinaria dotada de la tecnología más puntera disponible en estos momentos.

La clasificación en Aserradero de nuestros productos se ejecuta en varias calidades. “Maderas de Valsaín” es una marca registrada y en su proceso de producción estará adaptada a las nuevas exigencias del mercado.

Aserradero de Valsaín

Ministerio de Medio Ambiente
Secretaría General de Medio Ambiente
O.A. Parques Nacionales
C/ Primera nº 11. La Pradera de Navalhorno
40109-Valsaín (Segovia)

Datos generales

  •  Superficie total del Aserradero: 12 ha.
  • Titularidad de los terrenos (%): Pública: 100%
  • Figuras de protección adicionales: Es zona industrial

 

Pino Valsaín

El Pino Valsaín es una marca registrada con la que se denomina a la madera de los pinos procedentes de los montes de Valsaín, en Segovia. La denominación comercial es Pino Silvestre y su nombre botánico Pinus Sylvestris. El Pino Silvestre es conocido por otros muchos nombres: Pino Flandes, Pino Norte, Pino Nórdico (procede de Finlandia), Pino Suecia (de Suecia) y Pino Ruso (de Rusia). En España también tiene distintos nombres según la región: en la Sierra de Gredos se le conoce como Pino Serrano, en Cuenca, Soria, Burgos y la Sierra de Guadarrama Occidental como Pino Albar o Pino Soria, en el Pirineo aragonés como Pino Rojo, en Levante y Aragón como Pi Rojal, y en Cataluña como Pi Blancal, Pi Bord o Pi Rodal.

Las características del suelo, clima y situación de los montes de Valsaín hacen que los pinos que crecen allí tengan unas propiedades especiales y que su madera sea muy cotizada. Son árboles grandes, rectos, con madera prácticamente libre de defectos y nudos y propiedades mecánicas superiores al resto. La fibra es recta, el grano fino o medio, el mecanizado no presenta problemas, se puede encolar con cualquier tipo de cola y admite ceras, pinturas, barnices y tintes para su acabado. Los problemas que se pueden dar por aparición de resina desaparecen si la madera ha sido secada con temperaturas superiores a 70 ºC.

Sus principales usos son: carpintería de armar, carpintería interior (puertas, escaleras, suelos, tarima, molduras, rodapiés, revestimientos, frisos), carpintería exterior, mobiliario y ebanistería, postes, cercas, madera laminada encolada, tableros contrachapados y chapas decorativas. Con el Pino Silvestre de Rusia se fabrican los mejores mástiles de barco. En Noruega existen Iglesias construidas con esta madera con más de 800 años de antigüedad. Es la madera más apreciada para leña de las pineáceas.

No se admiten más comentarios