La Granja presente en Las Edades del Hombre

El Arbol de la Vida. Año 2003

  • cat12_721528669El Árbol de la Vida 8 de mayo-9 de diciembre de 2003
  • 301 piezas/
  • 858.977 visitantes

La catedral de Segovia acogió la XI edición del ciclo expositivo de Las Edades del Hombre que, en esta ocasión tuvo como argumento principal la Pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Los capítulos que la integraban fueron: «La entrada en la ciudad», «La mesa puesta», «El jardín», «Ecce Homo», «El árbol plantado», «Del regazo de la madre al regazo de la tierra» y «El fruto maduro».

Un montaje espectacular adaptó con acierto el imponente templo catedralicio. A lo largo de este fabuloso espacio se dispusieron multitud de obras entre las que cobraban una especial relevancia aquellas joyas de la imaginería castellana que siguen recorriendo durante la semana de Pasión las calles de nuestras ciudades y pueblos y que aquí se podían contemplar en calma pero impregnadas de todo su valor expresivo y doctrinal. Particular impacto ejerció en los visitantes el capítulo V titulado «El árbol plantado» donde una secuencia cronológica de crucificados abrumaba por su calidad artística y su intensidad emotiva. La componían desde crucificados románicos y góticos a otros posteriores en el tiempo y tallados por los maestros más reconocidos de la historia del arte como Juan de Juni, Gregorio Fernández o Manuel Pereira

Piezas de la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores

Virgen de los Dolores. (1743) Luis Salvador Carmona. Madera policromada.
Contenido: Avanza apoyándose en el pie izquierdo, describiendo el cuerpo la corvatura de una “S”, mientras que los pliegues de sus vestiduras se mueven en forma de espiral en torno a él. Tiene las manos unidas con los dedos entrelazados. Una espada le atraviesa el pecho.

Más información


Piezas de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

La Iglesia del Rosario, aportó 7 piezas a la exposición, destacando las obras en madera policromada de Luis Salvador Carmona

Virgen de la Soledad. (Siglo XVIII) Luis Salvador Carmona. Madera policromada.
Contenido: Representa a la Virgen en su soledad tras la muerte de su hijo. Destaca por la belleza, ternura y delicadeza de su rostro.


Cristo del Perdón. (1750) Luis Salvador Carmona. Talla policromada.
Contenido: Representa a Cristo desnudo, con la excepción de un paño sujeto con una cuerda. Muestra las señales de la flagelación y de la crucifixión; lleva en la cabeza la corona de espinas y, en torno al cuello, la cuerda con que fue arrastrado camino del calvario.
Es un Cristo muerto y resucitado; las manos se alzan suplicantes y su mirada se dirige al Padre implorando el perdón por el pecado del mundo.


 

Descenso a los Infiernos (Siglo XVIII.) Anónimo. Lienzo.
Contenido: Es una composición en la que aparece la figura de Cristo resucitado, sacando las almas del Purgatorio, que le tienden la mano en actitud suplicante


Santa Inés. (1754) Luis Salvador Carmona. Madera policromada.
Contenido: Mártir en la persecución de Diocleciano, siglo III. Sostiene en la mano izquierda la “Biblia Sacra”, sobre la cual reposa un cordero, aludiendo a su pureza y a su nombre (agnus = cordero). En la mano derecha sostiene una palma (palma del martirio).


Santa Rita de Casia. (1754) Luis Salvador Carmona. Madera policromada.
Contenido: Vestida con hábito de la Orden agustiniana en la que ingresó al enviudar. Está mirando al crucifijo que sostiene con la mano derecha. La frente está marcada con la señal de la espina de la corona de Cristo.

 

 


San Francisco Javier (1745 – 1750). Madera policromada.
Contenido: Nació en el Castillo de Javier (Navarra) en 1506. Misionero, llamado “apostol de las Indias y de Japón”. En la imagen le vemos vestido con sotana negra, alba y estola. Avanza con el pie derecho, mira intensamente una cruz que sostiene en la mano izquierda levantada y extendiendo la otra mano abierta hacia el lado derecho.


Portaviáticos (Siglo XVIII) Plata.
Contenido: “Vaso” sagrado en el que se llevaba el “Viático (la comunión a los enfermos), con gran solemnidad.


 Piezas de la Insigne y Real Colegiata–Parroquia de la “Santísima Trinidad”

Entrada de Cristo en Jerusalén (Siglo XVII). Pertenece a la Escuela Flamenca. (Bruselas-Bravante). Tejido en lino fino y lana.
Contenido: La escena recoge el pasaje bíblico en el que se nos narra la entrada de Jesús en Jerusalén el Domingo de Ramos.
“Y lo trajeron donde Jesús; y echando sus mantos sobre el pollina, hicieron montar a Jesús. Mientras él avanzaba, extendían sus manos por el camino. Cerca ya de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, llenos de alegría, se pusieron a alabar a Dios a grandes voces…
Decían: “Bendito el Rey que viene en nombre del Señor!” (Lucas 19, 35-38)

Más información


La Santa Cena (Siglo XVII). Pertenece a la Escuela Flamenca. (Bruselas-Bravante). Tejido en lino fino y lana.
Contenido: Inspirado en los evangelistas que nos narran la escena del Jueves Santo.
“Y al atardecer, llega él con los doce… Y mientras comían recostados, Jesús dijo:
“Yo os aseguro que uno de vosotros me entregará” ..
Y mientras estaban comiendo, tomó pan, lo bendijo y dijo:
“Tomad, éste es mi cuerpo” … (Marcos 14, 17, 18,22)

Más información


Retablo Portátil (Siglo XVI). Escuela Valenciana. Se compone de un conjunto de tres paneles pintados, uno central y dos laterales, que representan a María Magdalena, la Virgen Dolorosa y San Juan, respectivamente; ejecutados con temple graso sobre tabla de pino y nogal.
Contenido: En el centro nos encontramos a Jesucristo crucificado, policromado, sobre un soporte de rocalla. La estructura interior de la capilla se encuentra decorada con motivos geométricos.
(Se prestó para la exposición “Carlos V entre dos mundos culturales. De la Edad Media al siglo de Oro”, celebrada en el antiguo Colegio de San Ildefonso en México, de Octubre de 2000 a Febrero de 2001).


Custodia (Siglo XVIII). Realizada en México. Plata sobredorada, adornada con diamantes, esmeraldas y topacios, cuyo peso supera los doce kilogramos.
Contenido: En su cuerpo central destaca una estatuilla de la Inmaculada, de oro macizo esmaltado.


Cristo de Alabastro (Siglo XVIII). Anónimo. Alabastro.
Contenido: En todo el conjunto cabe señalar tres zonas:

  1. En la zona inferior, el misterio de la Natividad y Epifanía, (nacimiento, reyes y pastores con sus ofrendas).
  2. En el centro, el misterio Eucarístico, con el Pelícano y sus crías, como símbolo de Cristo que se nos da como alimento en la Eucaristía.
  3. En la parte superior, la Crucifixión, con motivos vegetales en los extremos de la cruz, y en la parte baja, los instrumentos de la crucifixión (escaleras, martillo, tenazas y clavos…),Junto a los pies de la cruz, hay una especie de lámpara en cuyo interior hay un pequeño crucifijo. Los remates vegetales de la zona baja

Cristo Crucificado (Siglo XVII). Atribuido a Bartolomé Esteban Murillo. Oleo sobre lienzo.
Contenido: Murillo hizo varias versiones de Cristo en la Cruz en el momento del último suspiro; este es un Cristo muy iluminado con los tonos dorados de gran belleza. A los pies, un grupo de angelitos completan la bella composición


Cáliz (Primera mitad del Siglo XVIII). Autor desconocido. Plata y esmaltes.

Más información


Dalmática (Siglo XVIII). Terciopelo bordado en oro.
Pieza litúrgica del conjunto formado por capa pluvial, casulla y dalmáticas

 


Cruz Parroquial (Primer tercio del Siglo XVI). Autor: Oquendo. Plata sobredorada. Inspirada en “las formas arquitectónicas del gótico flamígero”.
Contenido: Destacan las imágenes de Jesucristo, la Virgen, los Apóstoles, Evangelistas y Doctores de la Iglesia


 

 

No se admiten más comentarios